Blog navigation

Últimas entradas del blog

¿Cómo hacer helados de cannabis?

952 Visitas 0 Gustó
 

El helado y la marihuana se complementan perfectamente creando un festín de sabores y efectos que resultan increíbles para los amantes de los edibles cannábicos.

 

El helado:

El helado es un alimento congelado a base de crema o agua, que se cree ha sido utilizado desde el año 697 a.c como un alimento refrescante.

Una de las primeras noticias de la existencia de lo que hoy se conoce como “helado”, se tienen de China, sacadas de la receta de un emperador de la dinastía Shang que gustaba de tomar hielo con leche.

Pero no es hasta 1686 que el italiano Francesco Procopio, se adjudica el apodo de “padre del helado”  mejorando a la receta del tradicional Gelato a base de frutas y leche, y poniendo a la venta los primeros helados de chocolate y vainilla, un lujo exclusivo en los primeros años reservado solo para la alta realeza de Francia y Europa.

 

Helado de Agua

Si bien el helado comenzó como una mezcla de hielo con leche o crema, las variaciones del helado han hecho posible que también pueda ser disfrutado de una manera más natural solo con frutas y hielo, creando el popular “helado de agua”,  que más que un alimento congelado, es una bebida refrescante para los intensos días de calor del verano.

Este helado, aunque más natural, lleva una mezcla de almíbares y azúcares que hacen posible su sabor y olor.

 

 

Helado de cannabis

El THC, uno de los principales compuestos del cannabis y el que aporta la psicoactividad de una variedad, es liposoluble y no hidrosoluble, lo quiere decir que puede solo ser disuelto en grasa y no en agua.

Por esta razón, la manera de integrar la marihuana a un exquisito helado de crema, es a través de la leche o de la mantequilla.

Para el caso de los helados de agua, la recomendación es aprovechar los cannabinoides ácidos en su forma natural de marihuana fresca. Aunque no psicoactivo, esta preparación se puede usar para tratamientos medicinales en los que se deba ingerir cannabis crudo.

 

Advertencia: Todos los edibles cannábicos se deben comer con precaución y midiendo la cantidad de marihuana a utilizar, ya que el efecto puede durar de dos hasta seis horas y ser muy intenso.

 

  

¿Cómo hacer tu propio helado cannábico en casa?

Con esta simple receta de helado canábico podrás disfrutar de un caluroso día de verano refrescándote y experimentando los efectos del cannabis por largas horas.

Ten en cuenta que la cantidad de marihuana a utilizar dependerá en saber, en cuántas porciones vas a repartir la preparación, sin embargo, los efectos también dependen de la calidad del cannabis, la genética seleccionada y la cantidad que consumas, por lo que te sugerimos que pruebes una pequeña porción primero para asegurarte de sus efectos, y que raciones el helado en porciones pequeñas.

Antes de realizar cualquier preparación con marihuana, se debe pasar por un proceso de descarboxilación.

 

Descarboxilación del cannabis

La descarboxilación consiste en activar los cannabinoides calentando la marihuana sobre los 100°C. Este proceso garantiza que las preparaciones “te coloquen” es decir, sean psicoactivas.

 

¿Cómo descarboxilar?:

 

Horno convencional:

1. Precalentar el horno a 105°-110 °C.

2. Moler el cannabis y dejarlo sobre un papel de horno en una bandeja para hornear durante 30-45 minutos al interior del horno.

3. Al tener un color dorado la marihuana estará lista.

4. Dejar enfriar.

  

  

Receta de helado cannábico:

Esta receta es informativa, pero debes recordar que los edibles cannábicos pueden aumentar los efectos y alargarlos, por lo que volvemos a recordarte que de hacerlo, lo realices con moderación y recomendarnos no comerlo si es tu primera vez con cannabis, o no estás acostumbrado a los edibles.

 

Ingredientes:

- Crema espesa 

- Una cantidad pesada de cualquier variedad a tu elección

- Una pizca de Sal

- 400 g de la fruta que elijas.

- 80g de azúcar o endulzante.

- 2 cucharadas de mantequilla.

 

Preparación:

Cocina la crema a fuego bajo y por mientras….

En una segunda olla: mezcla la mantequilla, el azúcar y la sal a fuego medio y revuelve constantemente, hasta hacer una pasta.

Incorpora el cannabis ya descarboxilado.

Une la mezcla a la crema

Tritura la fruta que elijas, puedes agregar frutos secos, chips de chocolate y todo lo que quieras, y mezcla todo batiendo hasta lograr una consistencia suave y cremosa.

Déjalo en un recipiente con tapa y guárdalo en el congelador hasta que esté firme.

disfruta con moderación.

  

Fuentes: Zamnesia.com, Revista Thc edición 130 , wikipedia.

 
¿Te resultó útil esta entrada de blog?
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña