Blog navigation

Últimas entradas del blog

¿Cómo prevenir las plagas en el cultivo de cannabis?

1141 Visitas 4 Gustó
 

Las plagas en el cultivo de cannabis son frecuentes en los meses de verano, o cuando se eleva la temperatura y humedad al interior de un cuarto de cultivo.

 

¿Qué es una plaga?

Una plaga es cualquier ataque perjudicial de una especie de seres vivos a otra. Existen plagas sanitarias o biológicas como las enfermedades que afectan a los seres humanos que pueden llegar a ser pandémicas, plagas animales como garrapatas, pulgas, mosquitos y otros, y plagas agrícolas que son las que afectan a los cultivos.

 

Plagas en los cultivos

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Mundial de Alimentación y Agricultura) expone que una plaga es: “Cualquier especie, raza o biotipo vegetal o animal o agente patógeno dañino para las plantas o productos vegetales”

Los daños de las plagas en la agricultura dejan pérdidas que son fatales para los agricultores en el caso del cultivo de verduras, tubérculos, granos o frutas, o en especies que su producción se utilice para producir alguna especie de alimento como el trigo. 

Las plagas también resultan muy perjudiciales para otras especies que no son consideradas como productoras de alimentos, pero de las que se consumen sus frutos como es el caso del cannabis.

 

  

Algunas plagas de marihuana frecuentes.

Araña Roja

La araña roja es un ácaro rojo milimétrico que se alimenta de las células de la planta debilitando la planta muy rápidamente. El rastro que deja son hojas manchadas de amarillo pálido y en una etapa más avanzada, una delgada tela de araña que cubre los cogollos de la planta en floración.

 

Mosca blanca 

Son pequeñas mosquitas de color blanco que se posan en la parte inferior de las hojas de la planta de marihuana y chupan su savia. Esta plaga está relacionada directamente con el calor y hace que proliferen los hongos, prevenirla es sencillo una vez que se controla el calor en el cultivo. Se puede tratar y prevenir esta plaga con aceite de neem o jabón potásico.

 

Pulgones

Atacan a los pequeños brotes del cannabis. Cuando una planta es atacada por pulgón no muere pero su proceso de crecimiento y floración es deficiente. Para saber si una planta es atacada por pulgones, se debe observar si las hojas se encuentran deformadas y buscar pequeños insectos verdes o amarillos de 1 a 3 mm que son quienes producen las larvas de aspecto negro que probablemente estarán bajo las hojas más grandes. Estos se combaten lavando bien las hojas con jabón potásico y aplicando aceite de neem, tierra diatomea, o piretrina.

 

Orugas y gusanos

Tanto las orugas como los gusanos provocan un daño terrible dejando débil y en algunos casos inutilizable el cultivo de cannabis. Estas plagas aparecen más en el exterior ya que son huevos de insectos alados.

 

Trips

Son pequeños insectos que se alimentan de la savia de las hojas, transmiten virus a las plantas y dejan unos puntos amarillos en ellas. Es posible combatirlos con jabón potásico y aceite de neem.

 

Los Hongos

Pythium

Este hongo o grupo de hongos radiculares atacan en el proceso de  germinación aprovechando la fase de hidratación de la semilla para infectarla, lo que hace que falle su germinación, o que si logra germinar, provocará un mal crecimiento que no llegará a desarrollarse de buena manera.

Botrytis 

La Botrytis es muy común y ataca a las plantas en floración desarrollándose en cogollos densos de marihuana mojados durante días. Aparece en espacios cerrados y cuando la humedad está muy elevada. Aunque es el hongo más común, es también uno de los más peligrosos ya que es muy difícil de erradicar una vez que la planta lo adquiere, en este caso es mejor cortar la planta para que no se propague al resto y asegurar una cosecha sana.

Oídio

Es conocido como el moho blanco y se presenta como una gran mancha o polvo blanco sobre las hojas. Esta plaga ataca a cultivos poco ventilados y en sombra. Se debe desinfectar el espacio de cultivo antes de iniciar un nuevo ciclo, ya que reaparece con mucha facilidad.

 

 

Prevención de plagas

La mayoría de los problemas de plagas y hongos en un cultivo se deben a que las plantas no tienen las condiciones óptimas de calor, humedad, limpieza, orden y ventilación que se requieren para su cuidado.

Para controlar las plagas, lo mejor es evitarlas. algunos métodos son:

 

Preparación del espacio

Si se cultiva en tierra, el sustrato que tenemos que utilizar debe ser ligero y ventilado.

Las macetas lavadas y desinfectadas. El espacio debe estar limpio.

La temperatura

Una planta sana requiere un buen control de la temperatura en el cuarto de cultivo. El metabolismo y otros procesos biológicos de la planta solo funcionan correctamente a una temperatura entre 20-25 °C para las plantas más jóvenes. Cuando crecen, las temperaturas máximas pueden llegar hasta los 30 °C. Es importante que cuando se apaguen las luces, la temperatura no baje de los 20 °C.

 

Humedad

La humedad para una planta de cannabis es muy importante. En la fase de crecimiento, la planta prefiere una alta humedad. Cuando comienza la etapa de floración, la humedad debe estar entre 40-60% para evitar moho y hongos.

 

Control de riegos

No se debe regar en exceso las plantas ya que atrae humedad y más adelante vendrán plagas y hongos. Llevar un buen control de riegos y saber la cantidad justa es fundamental.

Reconocer qué insecto es el que vive en nuestra planta es necesario para saber cómo atacar. Los insectos se ven muy familiares entre sí, pero también tienen sus propias características. Es muy importante leer sobre las diferentes plagas posibles y cómo actúan sobre la planta. Cosas como si los insectos tejen telas de araña, o si se comen las hojas, son claves para definir el método de exterminio. 

 
¿Te resultó útil esta entrada de blog?

Deja un comentario

Código de seguridad
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña