Blog navigation

Últimas entradas del blog

Cultivo de Cannabis de Exterior

528 Visitas 2 Gustó
 

Llega la primavera y con ella el comienzo de la temporada exterior

 

¿Qué es el cultivo de cannabis de exterior?

El cultivo de cannabis en exterior se refiere al proceso de cultivar plantas de cannabis al aire libre, en lugar de en un entorno controlado como un invernadero o una sala de cultivo interior. Este método de cultivo aprovecha la luz solar natural y las condiciones ambientales para permitir que las plantas crezcan y florezcan de manera natural.

Los meses ideales para comenzar un cultivo de cannabis en exterior varían según la ubicación geográfica y el clima local. Sin embargo, en general, los cultivadores suelen seguir un calendario que se adapte a las estaciones para maximizar el rendimiento de sus plantas.

 

Cultivo interior v/s cultivo exterior

Cultivo de Interior

Cultivo de Exterior

Cultivo

Se realiza en un espacio cerrado, como una sala de cultivo, invernadero o carpa de cultivo.

Se realiza al aire libre, generalmente en jardines, patios o campos.

Control Ambiental

Totalmente controlado. Se ajustan las condiciones de luz, temperatura, humedad y CO2.

Sujeto a condiciones climáticas naturales, con luz solar directa y fluctuaciones de temperatura.

Costos 

Generalmente más altos debido a la necesidad de equipos, luces y sistemas de ventilación.

Menos costoso, ya que no se requiere una inversión significativa en equipos.

Luz

Requiere luces artificiales, como LED, HPS o CFL, para simular la luz solar durante todas las etapas de crecimiento.

Aprovecha la luz solar natural, lo que reduce los costos de electricidad.

Ciclo de Luz

Se puede controlar completamente para crear un ciclo de luz específico (18/6 para crecimiento, 12/12 para floración, por ejemplo).

Depende de las estaciones y la ubicación geográfica para el ciclo de luz natural (12/12 en otoño para floración).

Control de Plagas y Enfermedades

Más fácil de controlar debido al ambiente cerrado, pero puede haber riesgos de infección si no se toman precauciones.

Sujeto a plagas y enfermedades al aire libre, requiere atención constante y medidas preventivas.

Rendimiento Potencial

Mayor potencial de rendimiento debido al control total de las condiciones.

Rendimiento limitado por la luz natural y las condiciones ambientales.

Calidad de los Cogollos

Mayor control sobre la calidad de los cogollos debido al ambiente controlado.

La calidad de los cogollos puede variar según las condiciones climáticas y la genética de la planta.

Consumo de Energía

Mayor consumo de energía debido a la iluminación artificial y los sistemas de ventilación.

Menor consumo de energía, ya que se aprovecha la luz solar natural.

Facilidad de Ocultamiento

Más difícil de ocultar debido a las luces y el equipo necesario.

Puede ser más fácil de ocultar en áreas remotas o camuflado entre otras plantas.

Temporada de Cultivo

Puede llevarse a cabo durante todo el año.

Limitado a las estaciones cálidas y el clima local.

Necesidad de Experiencia

Puede requerir más experiencia debido al control ambiental y la atención constante necesaria.

Puede ser más amigable para los principiantes, pero aún requiere conocimiento y atención.


 

  

Estaciones para el cultivo exterior. 

La primavera es el momento ideal para comenzar un cultivo de cannabis en exterior de plantas fotoperiódicas. A medida que los días se alargan y las temperaturas aumentan, las plantas experimentan un crecimiento vegetativo vigoroso. 

En Latinoamérica, la primavera 2023 comienza oficialmente el 23 de septiembre con el equinoccio de primavera y termina el 22 de diciembre con el solsticio de verano. El cultivo exterior por lo general parte entre el 10 y 15 de septiembre con la  germinación de las plantas de cannabis, y se extiende por toda la primavera, el verano y el otoño. 

 

Primavera:

En primavera las plantas de cannabis desarrollan su etapa vegetativa temprana.

 

Verano:

En verano debido a que los días son más largos y la temperatura aumenta, las plantas comienzan a desarrollar ramas y hojas exuberantes aumentando su tamaño y producción, desarrollando la etapa vegetativa avanzada y la prefloración.

 

Otoño:

Esta es la temporada de floración y corte. A medida que los días se acortan y las temperaturas descienden, las plantas de cannabis comienzan a producir cogollos y resina. 

 

Ventajas y desventajas del cultivo exterior

Como en toda experiencia de cultivo, el cultivo en exterior puede tener muchas ventajas como la regulación natural del fotoperíodo, pero también puede tener desventajas que pueden ser muy perjudiciales como las plagas, los hongos.

También es necesario prestar atención al sexo de las plantas, un macho en exterior puede polinizar una gran zona  y hacer que nuestras hembras desarrollen semillas.

 

Ventajas:

- Luz Natural Gratuita: Las plantas de cannabis en exterior aprovechan la luz solar natural, lo que reduce significativamente los costos de electricidad en comparación con el cultivo de interior.

- Mayor tamaño y producción : Las plantas cultivadas al aire libre pueden alcanzar tamaños mucho mayores en comparación con las de interior, lo que resulta en un mayor rendimiento.

- Menos Costoso: El cultivo de exterior generalmente requiere una inversión inicial menor en equipos, ya que no necesitas luces ni sistemas de ventilación sofisticados.

- Mayor Sostenibilidad: El cultivo de cannabis en exterior es más ecológico ya que utiliza menos energía y recursos artificiales.

 

  

Desventajas:

- Dependencia del clima: Está sujeto a condiciones climáticas impredecibles, como lluvias intensas, heladas, sequías o tormentas, lo que puede afectar la salud de las plantas.

- Menos control: No puedes controlar completamente las condiciones ambientales, lo que puede llevar a problemas como plagas y enfermedades.

- Limitado por estaciones: El cultivo de cannabis en exterior solo se puede realizar durante las estaciones cálidas, lo que limita la cantidad de cosechas al año.

- Ocultamiento difícil: Puede ser más difícil ocultar un cultivo de cannabis en exterior, lo que aumenta el riesgo de robo o detección.

- Calidad diferente: La calidad de los cogollos puede verse afectada por factores ambientales, como la luz y la humedad, lo que podría resultar en un producto final de menor calidad en comparación con el cultivo de interior controlado.

A pesar de estas desventajas, el cultivo de cannabis en exterior sigue siendo popular y es una opción viable para muchos cultivadores, especialmente aquellos que desean aprovechar la luz solar natural y experimentar con variedades específicas adaptadas a su región.

 

Claves del cultivo exterior:

Investigación y Planificación

Antes de comenzar es crucial investigar y planificar tu cultivo. Algunos factores a considerar incluyen:

 

Ubicación:

Elige un lugar adecuado que reciba suficiente luz solar durante el día. Un área con al menos 6 horas de luz directa es esencial para el crecimiento saludable de las plantas.

También deberás considerar que durante el verano, el sol puede afectar directamente a las plantas subiendo mucho la temperatura, por lo que se aconseja que consideres un lugar donde puedas “refrescar” a las plantas del exceso de calor instalando por ejemplo una malla de protección donde pase luz pero aminore la temperatura, o cultivando en macetas para que puedas trasladar tus plantas a lugares más sombreados.

 

Variedades:

Investiga y selecciona una variedad de cannabis que se adapte al clima de tu región y a tus preferencias personales. Algunas variedades son más resistentes a los cambios de temperatura y hongos como El Gaucho, o Green Tiger presentes en el Mix Faster and Furious

 

  

Preparación del suelo:

Puedes cultivar en macetas o directamente en suelo, pero aunque cultives directamente en la tierra es ideal que igualmente lo hagas sobre un sustrato ligero para aportar a las raíces el PH adecuado y otros nutrientes. 

 

Preparación del Terreno:

Limpia el terreno a cultivar, elimina malezas, rocas y otros obstáculos del área de cultivo. Asegúrate de sembrar tus plantas de cannabis a una cierta distancia entre cada una para permitir un crecimiento adecuado y una buena circulación de aire, considera la producción de la genética para delimitar el espaciado.

 

Riego:

Riega las plantas de manera uniforme y evita el encharcamiento del suelo.

 

Protección:

Utiliza cercas o mallas para proteger tus plantas de animales y posibles robos.

 

Fertilización:

Utiliza fertilizantes equilibrados y sigue las instrucciones de aplicación. Evita la sobre-fertilización para que no tengas bloqueos de nutrientes.

 

Podas:

Realiza podas de limpieza para eliminar hojas y ramas muertas o enfermas, y otras de producción  como el SCROG. Esto promoverá un crecimiento saludable y una producción satisfactoria.

 

Control de Plagas y Enfermedades:

Inspecciona regularmente tus plantas en busca de plagas o signos de enfermedades. Aplica tratamientos naturales preventivos. 

 

 

¿conoces una técnica de cultivo exterior? 

Coméntanos y puntúa esta publicación.

 
¿Te resultó útil esta entrada de blog?
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña