Blog navigation

Últimas entradas del blog

¿Qué son los tricomas?

1113 Visitas 1 Gustó
 

Los tricomas son glándulas microscópicas que se encuentran en las hojas, flores y tallos de la planta de cannabis, y son los responsables de producir terpenos y cannabinoides.  

 

¿Qué son los tricomas?

Los tricomas son pequeñas glándulas microscópicas que se encuentran en toda la superficie de la planta de cannabis como hojas, flores y tallos. Al igual que las escamas, son una especie de pelo o anexo de la planta de característica glandular, y son fáciles de ver bajo un microscopio casero.

Los tricomas glandulares son aquellos que poseen células secretoras, y en el caso de las plantas de cannabis son responsables de la producción de los cannabinoides (CBD, THC, etc) de los terpenos de una variedad y de la resina de la planta.

Aunque la producción de tricomas en las plantas de cannabis comienza a desarrollarse tempranamente, su desarrollo completo se da principalmente durante la fase de floración volviéndose más prominentes y produciendo una mayor cantidad de resina. Es en este momento cuando los tricomas alcanzan también su máxima producción de cannabinoides y terpenos. 

A medida que la planta se acerca a la madurez, los tricomas alcanzan su punto máximo de desarrollo y se vuelven más translúcidos o de color ámbar, esto indica que están repletos de compuestos químicos beneficiosos para la planta de cannabis, y el punto máximo de  concentración de cannabinoides y terpenos.

 

¿Para qué sirven los tricomas?

Los tricomas tiene una serie de propiedades que los hace beneficiosos para la planta del cannabis entre ellas:

 

  

Producción de cannabinoides:

Los cannabinoides son compuestos químicos que se encuentran en la planta de cannabis y que interactúan con nuestro  sistema endocannabinoide produciendo diversos efectos psicoactivos y terapéuticos. 

El cannabis contiene más de 100 cannabinoides entre ellos el THC (Tetrahidrocannabinol), responsable de los efectos psicodélicos asociados con su consumo, el CBD (Cannabidiol) con propiedades terapéuticas , el CBG (Cannabigerol) potencial  agente antibacteriano, neuroprotector y antitumoral, el CBN (Cannabinol) con propiedades sedantes y efectos relajantes y el CBC (Cannabichromene) con propiedades antiinflamatorias, analgésicas y neuroprotectoras.

 

Producción de terpenos:

Los tricomas también sintetizan los terpenos que son  compuestos orgánicos que producen  los diferentes perfiles de sabor y aroma de las variedades de cannabis. En el cannabis, los terpenos contribuyen a las características organolépticas y pueden influir en los efectos y propiedades del cannabis.

 

Defensa contra depredadores

Los tricomas glandulares actúan como una defensa natural contra los depredadores, ya que producen compuestos químicos que pueden repeler insectos, animales y microorganismos no deseados.

Cuando un depredador, como insectos o herbívoros, se acerca a la planta, los tricomas liberan sustancias que pueden actuar como repelentes naturales evitando que se alimenten de la planta, además pueden producir compuestos químicos con propiedades insecticidas o pegajosas como la resina para los insectos que intentan masticar o succionar los tejidos de la planta.

 

Producción de resina

Si bien la resina es un compuesto producido por los tricomas para un control de depredadores, para los consumidores de cannabis representa todo lo que se busca en una variedad; aromas, sabor, nivel THC, CBD, etc.

La cantidad de resina de una genética nos indicará también su retorno en extracciones con técnicas como el rosin, donde la resina se extrae de los cogollos por medio de presión y calor y su potencia es 10 veces mayor que un cigarrillo de cannabis normal.

  

¿Cuál es la función de los tricomas en la cosecha de cannabis?

Los tricomas son de gran importancia para los consumidores de cannabis debido a la concentración de cannabinoides y terpenos que contienen. Estos compuestos son los responsables de los efectos psicoactivos, terapéuticos y aromáticos de cada variedad genética y su observación es fundamental para determinar el momento de la cosecha.

Al observar los tricomas de cerca, se puede determinar el estado de madurez de la planta para tomar decisiones sobre el momento ideal para cosechar. 

 

¿Cómo observar los tricomas?

Para observar los tricomas con precisión, necesitarás una lupa o un microscopio con capacidad de aumento de al menos 60x. Estos dispositivos te permitirán ver los tricomas en detalle y evaluar su apariencia y color.

 

   

¿Cuándo cosechar?

 

1:- Selecciona las flores adecuadas:

Escoge una flor madura y representativa de la planta para realizar la observación y evita seleccionar flores que se encuentren en las partes más bajas de la planta, ya que suelen madurar más lentamente. Ten en cuenta que los tricomas pueden madurar de manera desigual en diferentes partes de la planta, por lo que es recomendable observar varios cogollos para obtener una información más completa.

  

2:- Prepara el área de observación:

Busca un lugar bien iluminado y tranquilo donde puedas realizar la observación sin distracciones. Asegúrate de tener una superficie estable para colocar la flor y la lupa o microscopio.

   

3:- Examina los tricomas:

Coloca la flor seleccionada bajo la lupa o microscopio y enfócate en los tricomas. Los tricomas tienen diferentes formas y tamaños, pero lo más importante es su color. En general, se clasifican en tres etapas de madurez:

Tricomas transparentes: En esta etapa, los tricomas son casi transparentes o de color blanco lechoso. En este punto, la planta aún no está completamente madura y los cannabinoides están en su mayoría en forma ácida. Si buscas un efecto más enérgico y cerebral, esta puede ser una buena opción.

Tricomas translúcidos: A medida que la planta madura, los tricomas se vuelven translúcidos, lo que indica un mayor contenido de cannabinoides. En esta etapa, la planta ofrece un equilibrio entre efectos cerebrales y corporales.

Tricomas ámbar: Cuando los tricomas se vuelven de color ámbar o marrón, indica que la planta está en su punto máximo de madurez. En esta etapa, los cannabinoides están más descompuestos y pueden ofrecer efectos más relajantes y sedantes.

 

4:- Toma la decisión de cosechar:

Basándote en la observación de los tricomas, evalúa tus preferencias personales y el tipo de efecto que deseas obtener. Si buscas un efecto más energético, cosecha cuando los tricomas estén mayormente transparentes o translúcidos. Si prefieres un efecto más relajante y sedante, espera hasta que los tricomas estén en su mayoría ámbar.

Observar los tricomas es una habilidad adquirida con práctica y experiencia. A medida que ganes más conocimiento y realices observaciones frecuentes, podrás perfeccionar tu capacidad para determinar el momento óptimo de la cosecha y disfrutar de una marihuana de calidad superior.

Recuerda siempre cosechar con cuidado, secar y curar adecuadamente las flores para preservar su potencia y sabor. ¡Disfruta de tu cosecha y los beneficios que ofrece el cannabis cultivado en su punto óptimo de madurez!

 
¿Te resultó útil esta entrada de blog?
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña