Blog navigation

Últimas entradas del blog

¿Cómo mantener la temperatura durante el invierno en el cultivo interior?

1041 Visitas 2 Gustó
 

Mantener los rangos de temperatura en el cultivo de cannabis durante los meses de invierno es esencial para asegurar el crecimiento saludable de las plantas y el desarrollo óptimo de cualquier  variedad durante el frío.

 

La importancia de temperatura en el cultivo de cannabis

La temperatura desempeña un papel fundamental en el cultivo de cannabis, ya que afecta directamente el crecimiento, el desarrollo y la salud de las plantas, por lo que debe controlarse en cada etapa del cultivo.

Mantener los rangos de temperatura en el cultivo de cannabis durante los meses de invierno es esencial para asegurar el crecimiento saludable de las plantas.

Además de aportar calor, la temperatura se encarga de:

 

La actividad metabólica:

Cada etapa de crecimiento de la planta tiene una temperatura óptima para que los procesos metabólicos, como la fotosíntesis y la respiración, se lleven a cabo de manera eficiente. 

 

La absorción de nutrientes:

Cuando las temperaturas son demasiado bajas, la actividad de las raíces se ralentiza, lo que dificulta la absorción de nutrientes esenciales para el crecimiento saludable. Por otro lado, temperaturas demasiado altas pueden dañar las raíces y afectar la capacidad de absorción de nutrientes. 

 

Transpiración y regulación de agua:

La temperatura regula la transpiración de las plantas de cannabis, que es el proceso por el cual se pierde agua a través de los estomas de las hojas. Una temperatura adecuada permite una transpiración equilibrada, lo que ayuda a regular el equilibrio hídrico de las plantas. Temperaturas demasiado altas pueden aumentar la pérdida de agua y causar deshidratación, mientras que temperaturas demasiado bajas pueden reducir la transpiración y afectar la absorción de agua y nutrientes.

 

calefactor eléctrico  dentro de la carpa de cultivo

 

Cultivo de cannabis interior en invierno

Cultivar cannabis en climas fríos o durante el invierno, puede presentar desafíos adicionales debido a las bajas temperaturas y las condiciones climáticas adversas. Sin embargo, respetando los rangos adecuados de temperatura, luz y humedad, es posible tener éxito durante los meses de invierno. 

Todo depende de la zona donde se va a cultivar, si es una zona muy húmeda y en el invierno sube aún más la humedad, se deberá adaptar el espacio de cultivo para que no afecte demasiado la humedad atmosférica aislandolo del exterior completamente.

Si por el contrario el lugar de cultivo es a muy bajas temperaturas pero con un ambiente seco, se deberá aumentar la humedad y la temperatura constantemente para alcanzar los rangos de rendimiento óptimo

 

¿La planta de cannabis aumenta la producción de tricomas y colores con el frío?

si, el frío puede estimular y aumentar la producción de tricomas además de arrojar colores diferentes en las plantas de cannabis como una respuesta defensiva a las bajas temperaturas.

Los tricomas son pequeñas estructuras glandulares que se encuentran en la superficie de las hojas, flores y tallos de la planta de cannabis y son los responsables de la producción de los cannabinoides y terpenos.

Con temperaturas frías y durante las últimas semanas de la fase de floración, la planta aumenta la producción tricomas como respuesta defensiva ante las bajas temperaturas. 

Los tricomas producen a mayor velocidad cannabinoides y terpenos para proteger a la planta de posibles daños causados por el frío, como la deshidratación y la presencia de insectos y patógenos.

Adicionalmente, con temperaturas frías puede producirse un fenómeno conocido como "purpling" o "purple coloring". Durante este proceso, la planta responde al frío y produce pigmentos púrpuras, rojos o azules.

Cabe señalar que la producción de tricomas depende de muchos otros factores como la genética de la planta, la iluminación, los nutrientes y el ambiente del cultivo en general. 

 

Cuidados durante el invierno para el cultivo interior.

 

Control de temperatura:

Durante los meses de invierno, es esencial mantener una temperatura adecuada en el espacio de cultivo interior. La temperatura dependerá de la etapa del ciclo de cultivo. 

 

Germinación, plántulas y clones:

Se recomienda mantener una temperatura constante entre 25° durante el día y noche o durante su fase de oscuridad. Esto proporciona un ambiente cálido, activan las semillas, promueven un crecimiento saludable de las plántulas y ayudan a desarrollar sistemas radiculares fuertes.

 

Etapa vegetativa:

Durante la fase de crecimiento vegetativo, también se recomienda mantener una temperatura diurna de alrededor de 22°-25° y una temperatura nocturna de hasta 22°- 23°. Estas temperaturas permiten un crecimiento vigoroso de las plantas y fomentan la producción de hojas verdes y sanas.

 

Floración:

Durante la fase de floración, se recomienda subir gradualmente la temperatura diurna hasta entre los 22- 25° y nunca subir a más de 27°. La temperatura nocturna ideal es de alrededor de los 22-23° grados. Estas temperaturas favorecen el desarrollo de cogollos densos y resinosos, así como la producción de terpenos y cannabinoides.

 

Iluminación:

Dado que los días son más cortos durante el invierno, es importante proporcionar suficiente luz a las plantas de cannabis en el cultivo interior. Los rangos de iluminación son en vegetación de 18-6 o 20-4, y para floración de 12/12 en el caso de las fotoperiódicas. Para las autoflorecientes el ciclo de luz se mantiene constante en 20-4 durante todo el ciclo de cultivo. 

 

Humedad:

La humedad puede disminuir cuando utilizamos calefacción para mantener la temperatura de las plantas. Se debe monitorear los niveles de humedad mediante el uso de humidificadores si es necesario. La humedad ideal para el cannabis también dependerá de su fase, en la etapa de plántulas y crecimiento la humedad debe ser más elevada que en su etapa de floración. Los rangos de cultivo completo varían entre 40-60%.

 

Ventilación:

Una buena circulación de aire en el espacio de cultivo interior  ayuda a prevenir problemas de humedad y enfermedades fúngicas, especialmente en condiciones frías y húmedas.Es indispensable contar con extractores y ventiladores.

 

Protección contra plagas:

Durante el invierno, las plagas pueden convertirse en un problema en espacios interiores debido a la falta de actividad exterior. Se deben inspeccionar regularmente las plantas para detectar cualquier signo de infestación como tomar medidas preventivas, como el uso de trampas o productos orgánicos para el control de plagas.

 

 

 

¿Cómo mantener la temperatura durante el invierno en el cultivo interior?

Cultivar con bajas temperaturas supone un control exhaustivo de las plantas y mantener la temperatura durante los meses fríos o de invierno, supone tomar algunas medidas de protección como las que te dejamos a continuación.

 

Aislamiento del espacio de cultivo:

Un medio de cultivo aislado del exterior  minimiza la pérdida de calor. Si cultivas en carpas de cultivo, asegúrate que estas no estén cerca de ventanas o puertas que puedan proporcionarle una fuga de temperatura, si cultivas en salas, utiliza materiales aislantes en las paredes, el techo y el suelo para mantener una temperatura estable.

 

Calefacción:

Instala un sistema de calefacción adecuado en el espacio de cultivo. Puedes utilizar calentadores eléctricos, calentadores de gas, radiadores, aire acondicionado o sistemas de calefacción por infrarrojos, según tus necesidades y recursos. Ajusta la potencia y el tiempo de funcionamiento del calefactor para mantener la temperatura deseada.

 

Termostato y controladores de temperatura:

Utiliza un termostato para controlar la temperatura en el espacio de cultivo. Un termostato programable te permitirá establecer la temperatura deseada y ajustar el sistema de calefacción en consecuencia. Además, puedes utilizar controladores de temperatura para mantener una temperatura constante y evitar fluctuaciones indeseadas.

 

Circulación de aire:

Asegúrate de tener una buena circulación de aire en el espacio de cultivo y que las entradas de aire fresco estén bien controladas. Instala extractores y ventiladores para distribuir el calor de manera uniforme, evitar puntos fríos o calientes y regular el flujo de aire. Utiliza conductos y sistemas de ventilación adecuados para direccionar el flujo de aire. Esto también ayuda a prevenir problemas de humedad y moho.

 

Reflectores y pantallas térmicas:

El uso de reflectores ayuda a maximizar la eficiencia y dirigir el calor hacia las plantas. También puedes utilizar pantallas térmicas para aislar las plantas del calor excesivo de las luces.

 

Mantillo o mulching:

El mantillo regula la temperatura. Este consiste en hacer un tejido con desechos vegetales limpios como hojas, restos de poda, cortezas de pino, etc, esto se utiliza tanto para proteger a tus plantas del frío como del calor extremo

 

Monitoreo constante:

Utiliza termómetros y medidores de humedad para monitorear regularmente la temperatura y la humedad en el espacio de cultivo. Ajusta los ajustes del termostato y los controladores de temperatura según sea necesario para mantener la temperatura en el rango deseado.

 

Preguntas de resumen.

¿Cuál es la temperatura ideal para el cultivo de interior durante los meses fríos?

La temperatura ideal depende de la fase de cultivo donde nos encontremos.

¿Qué puedo usar para elevar la temperatura en mi cultivo?

Ideal contar con calefactores o calentadores de aire, las mantas térmicas son muy útiles como también hacer una manta o mulching en las plantas. Todo depende de tus necesidades y recursos. 

¿Cuál es la importancia de la circulación de aire en el cultivo en interiores durante los meses fríos?

La circulación de aire adecuada ayuda a distribuir el calor de manera uniforme y evita problemas de humedad y moho. También evita la formación de puntos fríos o calientes en el espacio de cultivo.

¿Cuál es el papel de las pantallas térmicas en el cultivo en interiores durante los meses fríos?

Las pantallas térmicas ayudan a aislar las plantas del calor excesivo de las luces de cultivo, evitando daños y asegurando un crecimiento saludable.

¿Cómo puedo mantener la temperatura en mi cultivo interior?

Hay muchas maneras de prevenir fugas de calor y conservar la temperatura ideal en todo el tiempo de cultivo que van desde aislar el lugar donde estás cultivando, hasta el uso de sistemas de calefacción programados para elevar la temperatura cuando se requiera.

¿Cómo puedo ajustar la temperatura en mi espacio de cultivo de manera más eficiente?

Utiliza termostatos y controladores de temperatura para mantener una temperatura constante. Monitorea regularmente la temperatura y realiza ajustes según sea necesario.

Siguiendo estas recomendaciones, podrás mantener una temperatura óptima en tu cultivo interior durante los meses fríos. Proporciona a tus plantas un ambiente cálido y acogedor para un crecimiento saludable incluso en los días más fríos del invierno.

Recuerda que el cultivo es personal, por lo que deberás adaptar estos consejos a tus necesidades específicas y realizar pruebas y ajustes para encontrar el equilibrio adecuado.

¿Cultivas durante el  invierno o en zonas frías? 

¡Coméntanos cómo mantienes la temperatura!

 
¿Te resultó útil esta entrada de blog?

Deja un comentario

Código de seguridad
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña